VACACIONES,tiempo para SENTIR

Playa Tregandin“ Son casi siempre las cosas más insignificantes, las que aparentemente sólo merecen un resbalón de nuestra mirada, las que surten en nosotros efectos inesperados. La mayor de las simplezas es capaz de cambiar la temperatura de los latidos, el color de la mente o el compás de la respiración. Lo mejor de todo es que ni siquiera son esas nimiedades las que causan el descarrile de nuestra inercia vital. Quizás se trate de ese tufillo que llegó repentinamente, de ese sonido que se escucho a lo lejos, de ese pinchazo en el dedo gordo del pie, del color de la cortina, del ramalazo de frío que nos recorrió la espalda, de la combinación de tantos otros detalles, o de nada.

Quizás sea que ese invento nuestro al que llamamos tiempo no sea tan lineal como pretendemos y que a su paso una de sus esquirlas levante nuestra perezosa dermis en un escozor inesperado”  Roberto. B.

A pocos días de la vuelta al trabajo, quisiera hacer una reflexión sobre lo que en mi vida suponen las VACACIONES.

Para mí, las vacaciones representan un periodo muy especial. En la cotidianidad de nuestra jornada nos pasamos el tiempo recibiendo información, yo diría que demasiada… ¡se aprende tanto cada día! Te pasas horas gestionando, archivando y produciendo.

Sin embargo, en el periodo de descanso todo es diferente: desconectas y ya no planificas. Se VIVE el momento y con ello se percibe “El poder del ahora” como dice Eckhart Tolle;  la información es sustituida por SENSACIONES y EMOCIONES, ¡algo fantástico!

Aprecias lo que no ves en tu rutina diaria: el color del cielo; los olores, los sabores; el cambio de la naturaleza, solo por ser otro día….

Mi mayor placer es el paseo tempranero por la playa de Tregandín hasta el Brusco, un paseo siempre diferente a pesar de ir cada mañana por el mismo recorrido; observo como el mar suena diferente dependiendo del viento; la marea está más alta o más baja según la hora; la luz hoy es plateada o, más opaca los días nublados…

Sentir la suavidad de la arena en mis pies descalzos y  la caricia del viento en mi piel desnuda me hace ser FELIZ. FELIZ de desintegrarme en la belleza del entorno; FELIZ de percibirme como una parte del todo y FELIZ de haberme desquitado de ese pesado traje que supone el trabajo y las responsabilidades de nuestra vida.

Quería compartir estas emociones ya que cuando las percibo es porque me siento CONECTADA. Conectada al mundo y a las personas que en el habitan.

Mi propósito para septiembre será  el ser consciente un poquito cada día de estas pequeñas cosas y hacerme más permeable al entorno. Al final “Son casi siempre las cosas más insignificantes… “ yo diría sencillas, las que nos hacen ser FELIZ.

Carguemos las pilas así cada verano, para afrontar día a día el peso del DEBER, e intentemos conectar en nuestros recuerdos  con esos momentos para trasladarlos al AHORA y hacer más liviana nuestra carga.

Cosas que me hacen feliz:

La amplia SONRISA de Naia, el sonido del MAR, pisar ARENA, el reflejo de la LUZ en la arena mojada, un fuerte ABRAZO, un tierno BESO, una CARICIA inesperada, el RECONOCIMIENTO sincero, el DAR porque si, el CREAR, SOÑAR, el CALOR de la cama, el SOL en mi piel, un BAÑO en el MAR desnuda , una CANCIÓN, BAILAR, un BEBE en mis brazos……………………….…y, curiosamente, nada de esto se puede comprar con DINERO y, curiosamente, nos pasamos la vida trabajando por DINERO.

¡Creo que es hora de CAMBIAR!

 

25 comentarios

  1. En cierta ocasión contratamos a Manuel Pimentel (ex ministro en el gobierno de Aznar) para que pronunciara una conferencia de contenido social en Donosti, con motivo de la presentación de un libro monográfico relacionado con el tema social.

    Recuerdo que la conferencia fue un éxito, de las que dejan huella y al día siguiente por la mañana, en calidad de miembro de la organización, acudí al Hotel Londres a despedir al conferenciante. En la despedida, éste nos dijo una frase que a mí se me quedó grabada y he incorporado a la categoría de “favoritos” de mi propio disco duro (no del ordenador, sino personal): “QUE TENGAS MUCHOS MOMENTOS DE FELICIDAD”.

    Ana tienes suerte por saber qué cosas te hacen felíz. Yo quisiera sin embargo compartir en este foro la idea de que la FELICIDAD NO ES UN CONTINUUM, como en algunas ocasiones se nos ha hecho creer, sino que se trata de una sucesión de MOMENTOS DISCRETOS EN EL TIEMPO.

    Si tuviéramos que representarla con una gráfica, en lugar de representar una función continua en el tiempo, deberíamos de representarla como una NUBE DE PUNTOS. Se es más feliz en la medida que tenemos mayor número de puntitos en nuestra vida, pero la felicidad permanente y garantizada no existe, es una quimera.

    El objetivo es más bien de, adquirir conciencia de cuándo estamos viviendo en uno de los puntos (momentos) de felicidad y disfrutarlos a tope, sabiendo que no duran tanto como nos gustaría.

    Un saludo y a lo dicho “que tengas muchos momentos de felicidad”

    1. Estoy contigo Iñaki, pero es el concepto occidental que tenemos de la felicidad, que tiene que ver más con la alegría, entonces sí, hablamos de momentos efímeros (puntitos como dices), sería cuestión de unir esos puntitos y formar un dibujo que represente el otro tipo de felicidad, más cercano al concepto de felicidad que tienen los orientales, más parecido a una cualidad de la persona que a un estado de ánimo pasajero.

      ¿Es posible estar triste pero ser feliz?

      1. Desde luego creo que la filosofía oriental está más cerca de esa búsqueda real de la FELICIDAD. Potencian más el silencio y la reflexión. Una amiga que vive allí me comentaba que para ellos no es tan importante el trabajo, es más un medio que un fin. Y, el ZEN también nos dice que solo siendo conscientes del MOMENTO se logra el equilibrio.
        ” Mi maestro es genial, cuando tiene hambre como y cuando tiene sed bebe” uno de los mensajes del Zen.

        1. En realidad esa es la forma de funcionar del discípulo, “El Maestro Zen, cuando come, come; cuando bebe, bebe; cuando duerme, duerme…” cargando su mente, dedicando todo su esfuerzo a cada cosa que hace, para “alcanzar su meta”.

          El Zen no es una filosofía sino una actitud, mediante concentración y meditación en todo lo que se hace, hasta en las cosas que nos pudieran parecer más insignificantes, entonces podremos sentir que hemos llegado al satori zen, para poder pasar aunque parezca contradictorio a un estado de no preocupación, a un estado de descarga mental…

            1. Todo lo aprendí gracias al Pequeño Saltamontes, no me perdía uno.
              Lo de aplicarlo…no sé que me pasa, me he quedado en la fase 1 y me cuesta mucho evolucionar a otros estados, cuando tengo hambre chuletón, cuando tengo sed cerveza… :p

    2. Hola Iñaki, creo que tienes razón, sólo la FELICIDAD es disfrutada por unos poco iluminados, a nosotros nos quedan los momentos que nos conectan con ella. Ojala podríamos mantener esa emoción cada día. Creo que la FELICIDAD está más en el SENTIR que en la razón, y, como vivimos en un mundo racional tenemos que luchar por recordar la importancia de SENTIR.
      Simplemente quería hacer una reflexión de esos momentos para intentar tenerlos presentes a pesar de…
      ” Buscar la belleza es la única protesta que merece la pena en este maravilloso mundo”

  2. Para mi la felicidad es un estado, una actitud. Se necesita muy poco para sentirla.La felicidad está ya en nosotros. Cuanto menos apegos o menos necesitas es cuando tu interior se serena y disfrutas de la paz que pueden dar unas vacaciones sencillas paseando o viendo el mar como dice Ana. Yo las he pasado en un campin en Francia sin tele, sin radio, sin periodicos y sin oprdenador, sólo disfrutando de la contemplación de la naturaleza y escuchando su silencio y ves que lo que sientes es lo auténtico en ti. Creo que deberíamos de sacar un tiempo todos los días para contemplar el campo o un jardín o una flor, y mejor aún, o también, para hacer un rato de meditación. Ese contactar con nuestra esencia, con lo que realmente somos(lo demás son cosas impuestas por le educación y por la sociedad) puede convertirse en el mejor momento del día.Recuerdo un poema que leí hace muchos años y que decía: “No busques nada fuera de ti mismo, todo en tu propio corazón lo tienes.” Feliz día a todos.

    1. Si, es así, creo que a pesar de la época tan consumista que nos toca vivir, han surgido un montón de corrientes que infunden otra filosofía de vida y valores.
      Creo que aunque lentamente, quizás estemos en un momento de cambio, la SOCIEDAD ACTUAL tiene que cambiar o morir. Esperemos que las nuevas generaciones logren infundir y modificar el MUNDO y sea el comienzo de una nueva ERA.
      De momento estamos en la época donde LAS PERSONAS tienen el poder. En la globalización ha habido una evolución: antes fueron los PAISES, luego las EMPRESAS y, ahora las PERSONAS.

  3. Yo he decidido ser feliz. La felicidad es intrínseca y no depende de nada externo a no ser que nosotros, unas veces por ignorancia y otras por inconsciencia, vivamos fuera.
    Para ser (que no estar) feliz, hay que mantener una dieta, que como todas las dietas buenas, se basan en la justicia y la bondad, y hablo de justicia de cantidad, lo justo; y de bondad de bueno para que se entienda aún incurriendo a la inexactitud, la calidad.
    Justeza de pensamiento; con espacios vacíos y silencios para permitir la entrada de nuevas ideas y dar riendas a la creación.
    Justeza de expectativas; quizás la capacidad de sobrecogimiento de la Naturaleza (Playa, mar…) sea porque ante ella nos entregamos y no tenemos expectativas. Y ¿si lo hacemos con el que tenemos al lado, con el comedor del mediodía, con lo que nos va a pasar dentro de 10 minutos sea trabajo, paseo, café, o lo que sea?. Permitamonos ser sorprendidos, no tengamos expectativas y todo renacerá, será nuevo, fresco, gratificante…
    Bondad en lo que me aliemnta por mis cinco sentidos y el pensamiento.
    No rechacemos lo que no nos gusta (que sin expectativas seran pocas cosas), pero sí lo que nos daña, la maldad, la desidia, el ruido, la fealdad…
    Yo soy feliz porque lo he decidido. Soy feliz porque me he puesto en camino, en búsqueda de lo que otros llaman la felicidad. La felicidad es mi compañera de este viaje en el que, como todos, en ocasiones sufro, lloro, me averguenzo, me arrepiento, me equivoco…
    Y mi felicidad es un estado de alerta en el que esperando y necesitando cada vez menos de afuera , cada día me llenan más esas cosas insignificantes, las que aparentemente sólo merecen un resbalón de nuestra mirada…
    Y hasta a veces me descubro pensando egoistamente en sonreir a uncompañero, echarle una mano a alguien, regalarle una caricia…
    La felicidad es una decisión, y el resto de discursos creo que son titubeos ante tamaña decisión. Todos sabemos que no hay decisión exenta de responsabilidad y riesgo.

    Saludos y gracias Ana por incitar este chorro de palabras que no sabía que me habitaban.

  4. Pues puestos a hablar de la felicidad yo tengo más claro lo que “no me hace feliz”.
    Pasando de lo abstracto a lo concreto, lo único que sé es que me siento feliz verdaderamente………….. cuando oigo y digo “te quiero”, cuando abrazo y acaricio a mis hijos, cuando me siento generosa, cuando me río en compañía, en fin… en mil momentos breves y efímeros que hacen que me sienta afortunada por sentir AMOR.
    Un beso a todos y a todas

  5. Feliz día a todos,

    Con las cosas tan interesantes que habéis expresado todos y con mi humilde experiencia intentaré añadir mi reflexión sobre la Felicidad.

    Coincido con Roberto en que la FELICIDAD es una decisión.
    Y pienso: bueno parece que por lo menos todos lo que estamos aquí participando del debate queremos ser felices.
    ¿Qué es lo que hace que no todos llevemos a cabo esa decisión?

    Trataré de dar mi opinión al respecto resumiéndololo en 3 puntos que son los que “hoy” veo como los caminos o en su otra cara, los impedimentos para la FELICIDAD.

    1. Como para todo en la vida hay quien tiene más capacidades, aptitudes y actitudes.

    Yo personalmente creo que esta capacidad tiene que ver con la autenticidad de las personas. Es decir, a priori, hay gente que va a vivir más cerca de alcanzar la felicidad. El porqué entraríamos en un debate arduo sobre educación, genética y quizás habrá quien hable hasta de reencarnaciones que supongo desviaría un poco el tema.

    2. Con esto no quiero eludir la responsabilidad y menos hacernos desesperar. Hay quien lo tiene más fácil pero toda capacidad se puede entrenar con circunstancias apropiadas.

    La manera de entrenarlo es todo lo que habéis apuntado. Habéis mencionado meditación, contacto con la naturaleza, sentir el amor. Yo añado: todo lo que te haga conectar con tu esencia. Esos momentos en lo que vislumbramos un poco de tan ansiado estado.
    Todo ésto son circunstancias: herramientas, instrumentos, ayudas para alcanzar la verdadera FELICIDAD. FELICIDAD en mayúsculas como una manera de vivir la vida, de estar en la vida.
    Creo y apuesto por un estado de Felicidad perenne que como todas las cosas, una vez alcanzado hay que seguir cultivando a a o largo de tu vida.

    3. Resumiendo: para la toma de esta gran decisión influyen las capacidades de cada uno y sus circunstancias (dónde emplea su tiempo y su energía) y por último creo que hay un tercer impedimento/camino: la VALENTÍA.
    Os lanzo una pregunta:
    ¿No será que ser FELIZ implica vivir desde la sencillez y llevamos toda una vida dedicada a recolectar y coleccionar ornamentos para alimentar nuestro ego con la apariencia, lo grandilocuente…
    No será que nos da un miedo tremendo “destetarnos” de todas esas cosas que hasta entonces hemos usado como mantas donde arroparnos, la ropa personal, los títulos, el trabajo, las miles de máscaras con las que presentarnos a los demás…
    Creo que la felicidad tiene muchísimo que ver con la valentía.
    En mi trabajo (profesora de Pilates) he visto muchísima gente que no quiere perder su dolor de espalda, que no quiere sentirse físicamente sana porque entonces sabe que tendría que ocuparse de otro tema ser feliz. Y da tanto vertigo la felicidad.
    “Es tan difícil soñar porque es tan fácil conseguir un sueño”
    Sinceramente
    ¿¿¿¿¿creeis que hacemos tado lo que está en nuestra mano para ser felices??????

    1. Extensa y profunda reflexión, al final, parece ser que
      ¿NO SOMOS FELICES PORQUE NOS DA MIEDO?
      ¿SER FELIZ IMPLICA RESPONSABILIDAD?

      La verdad es que si es tán fácil y simple ¿Por qué casi nadie lo consigue? ¿ Por qué complicamos todo?.

      Será que todo está en nuestro disco duro, COMPLICAMOS lo SENCILLO, unos más que otros.

      Habrá que mejorar la ESPECIE ¿no? Quizá dando un paso atrás, siendo más ANIMALES y menos RACIONALES.

  6. Me ha pasado una cosa durante estas vacaciones a cuenta de lo que estáis hablando que me apetece compartir. La historia comienza así:

    Como todos los días después del comer cargo con todo el kit playero y me dispongo a tomar mi baño de sol, en esta ocasión decido ir a otra playa, más apartada, de difícil acceso y por lo tanto tranquila. Después de preparar el “campamento” pego una miradita a mi alrededor para ver que tal son los vecinosn de toalla y las vecinas, claro, claro. Pienso “que extraño hay tres personas en sitios diferentes a lo largo del arenal en postura de “Buda” meditando. Bueno es que es un sitio muy adecuado, si, si, me animo yo también.
    Sin poner posturas de meditación pero con los ojos cerrados y tumbado me pongo a pensar en el peso de la gravedad, la madre tierra me abraza, siento el calor del sol en mi piel, la brisa junto con la música del mar acaban de hacer el trabajo, sigo pensando en respirar con el estomago, estoy “ Aquí y Ahora”…. “me siento bien”….. “ no necesito nada”…. “Mojito”….. “siento toda la energía” …. “Tengo sed”…… .”¿por qué no dejas de hacer chorradas y vas por un mojito?” …. “¿dónde estará el chiringuito en esta playa?… y se acabó la la meditación.

    Este acontecimiento dio un giro transcendental a mis vacaciones, ¡¡¡ HE ENCONTRADO EL MEJOR MOJITO DE TODO EL MEDITERRANEO ¡!!! Tienen los mojitos normales y también de fresa. Uhmmmm!!!

    La felicidad, no lo se, quizás se trate de esos momentos de quietud, de estar presente, de conexión con el todo, pero es que enseguida entra en juego nuestro ego y dice, estas bien si, pero estarías mejor si ……

    La conclusión final; Que me lo pase bomba haciendo comparaciones de mojitos entre un chiringuito y otro, qué bueno!!! Y lo mejor de todo, para los que me conocen bien, enseguida recordaran que no soporto el Ron, ja, ja.

    Abrazos a todos

  7. Mirar justo lo que acabo de leer en mi Facebook.

    “Mi madre siempre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande. Dije “feliz”. Me dijeron que no entendía la pregunta…
    Y yo les respondí que ellos no entendían la vida”

    John Lennon.

  8. ¡Claro que da miedo la felicidad! Estoy contigo Ruth y con Roberto. Si decides ser feliz ya no tienes a nadie ni a nada para echarle la culpa. Ya eres tu misma la responsable de serlo o no, y para eso hay que desmontar esquemas, cambiar el Chip, sacudirte apegos y tomar decisiones y eso da tanta pereza y cuesta tanto que muchos dicen”Deja, deja, mejor dejar las cosas como estan”. Pero una vez que te convences y que te decides a tomar el mando ves que puedes crear tu propia vida, tu propio mundo y no exijes tanto de las personas ni dependes tanto de lo que te den porque te das cuenta que tú tienes el poder.
    Que buena frase la de John lennon y tu sentido del humor, Manuel, y tu respuesta Ana, y que bien viene que entre col y col lechuga para reirnos un rato y no tomarnos las cosas tan en serio . Saludos y paz para todos.

  9. Gracias a ti Lucia. Tu comentario me anima a contar sobre como encontre el Nirvana en Cuba y por eso ya no me gusta el Ron. Pero eso sera otro día…..

    Reir, y hacer reir, ¿no pensaís que es una bonita manera de buscar esos micromomentos de felicidad?

    Y el AMOR, con mayusculas, ¿qué tiene que ver en todo este asunto?

  10. Como has nombrado el AMOR, aunque no pensaba escribir hoy porque no quiero resultar pesada ni sabionda, no me resisto a hacer un breve comentario sobre ello. EL amor empieza por uno mismo. Es más fácil amar a los demás cuando te amas a tí. Oscar Wilde decía: El romance con uno mismo puede, o debe durar toda una vida. Cuando uno siente amor, conecta con su ser, está alegre, se ríe más, y el hacer reir puede ser un acto de amor, sino que se lo digan a esos chicos que se visten de payasos para hacer reir en los hospitales a los niños enfermos de cáncer. El amor tiene que ver con todo en la vida, es la materia de la que está hecho el mundo,sin él no existiriamos, lo que pasa es que lo tapamos echándole capas y no dejándole crecer.. y confundiéndolo con EGOISMO. Deseo que este fin de semana nos ríamos todos mucho, y hagamos reir por lo menos a alguien.UN abrazo.
    A reír también se aprende.

  11. Voy a intentar hacer una pequeña reflexión. Creo que todos tenemos muchos momentos de felicidad pero la velocidad no nos deja verlos. Acaso no es ser feliz dormir una noche entera? Despertarte por la mañana, tomarte un buen desayuno y poder empezar tu rutina diaria? Cuando esto no lo podemos hacer, no nos sentímos bien y creo que nuestro subconsciente esta añorando esa felicidad que sentimos cuando lo hacemos pero que habitualmente pasa desapercibida. La vida me ha enseñado ha vivir el presente, en el aquí y el ahora y creo que es lo que hace que disfrute de muchos pequeños momentos de felicidad. Creo que no se puede ser feliz pensando siempre en lo feliz que seria si…….
    Feliz día a todos y buscar esos momentos.

  12. Hola Ana,

    veo que hay comentarios con conocimiento.
    No es que hay momentos de felicidad, es que la felicidad es el objetivo. Desde nuestra perspectiva de cuerpo y mente que tenemos, accedemos a la felicidad generalmente a partir de los deseos y sentimientos. La mayoría de las veces engañosos y frustrantes.
    El objetivo es darse cuenta de eso que está consciente en nosotros y no nuestro YO, que es un ego lleno de defectos.
    Yo cambio de pensamiento continuamente, pero siempre soy fiel al pensamiento en sí mismo, porque me llevará al conocimiento para poder llevar a efecto mi evolución.
    Un beso Ana

    1. La verdad es que parece ser que,la felicidad es una eleccion. Parece facil pero la complicamos y se hace dificil. Lo cierto es que la teoria es una cosa y la realidad otra, hay momentos en que te sientes feliz sin nada y otros que te sientes fatal y todo lo que sabes se va al garete. Esta, creo, es la lucha constante que tenemos que ganar, siendo conscientes de que la felicidad esta en nosotros solo hay que contactar con ella.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*