Tus hábitos definen quien que eres

Hay  quien dice que somos lo que pensamos. Y eso no es cierto mientras no seamos capaces de hacer lo que pensamos. Somos lo que hacemos, la consecuencia de nuestros actos.

La acción hace al ser. Si quieres cambiar ACTÚA diferente.

habitos, mejora personal.

De todo lo que pensamos solo una pequeña parte la ponemos en práctica. Muchas  de las cosas que hacemos las llevamos  a cabo de forma automática, esto son los HÁBITOS.

Los HÁBITOS son factores poderosos en nuestras vidas. Dado que se trata de pautas consistentes, a menudo inconscientes, de modo constante y cotidiano expresan nuestro carácter y generan nuestra efectividad… o inefectividad.

Los HÁBITOS son respuestas condicionadas a estímulos que hacemos de manera natural, sin esforzarnos, ya que las tenemos interiorizadas. Una vez formado un HÁBITO, este permanece. Hacemos a nuestros HÁBITOS  y luego ellos nos hacen a nosotros.

Si somos capaces de eliminar los HÁBITOS que nos perjudican y sustituirlos por otros que nos ayuden a trabajar de forma más eficiente manteniendo el equilibrio entre lo importante y lo urgente, entre lo personal y lo profesional, habremos avanzado en la meta de ser un poco más felices.

La modificación y adquisición de nuevos HÁBITOS puede concretarse en cuatro etapas:

I.I. Inconsciente Incompetente

No somos conscientes de nuestras INCOMPETENCIAS. En esta fase se trata de revisar nuestra manera de hacer las cosas para darnos cuenta de aquellos HÁBITOS a mejorar.

C.I. Consciente Incompetente

Una vez seleccionado lo que tenemos que modificar pasamos a la fase de trabajar en ello de manera disciplinada. Para desarrollar el nuevo HÁBITO necesitamos repetirlo una y otra vez y tener presente las ventajas que va a aportarnos y los inconvenientes que nos evitará.

C.C. Consciente Competente.

Ya estamos trabajando en el nuevo HÁBITO, estamos obligando a nuestra mente a actuar de otra manera, por lo que lo más normal es que se rebele e intente seguir haciendo las cosas como antes.

I.C. Inconsciente Competente.

Al final, conseguimos hacer las cosas de manera correcta y, lo mejor de todo, es que ya nos sale de manera natural. A partir de ahora disfrutaremos de las ventajas de este nuevo hábito sin ningún esfuerzo.

¿En qué etapa estás tú? Seguramente dependiendo el área o el hábito a trabajar podemos estar en varias. Analiza que parte de tu vida quieres cambiar: personal o profesional, revisa tus HÁBITOS y elije cual quieres modificar.

En la primera etapa Inconsciente Incompetente la mente esta cómoda, pero la evolución es cero. Reconocer lo que hacemos mal resulta duro pero, solo con descubrirlo ya hemos avanzado un 40% del camino. La mejora y evolución es sinónimo de cambio, un proceso que se sabe cuando comienza pero que nunca termina.

Actitudes que nos ayudan:

  • Actitud positiva. Estar abiertos a mejorar.
  • Propósito definido. Qué queremos conseguir.
  • Priorizar tareas. Cuáles son las que nos abren el camino.
  • Relacionarnos de forma efectiva, consiguiendo resultados.
  • Buscar el éxito mutuo. Entender la relación con los demás como un medio para que ambas partes salgan beneficiadas.

Todos los esfuerzos que realicemos para la adquisición de nuevos HÁBITOS serán positivos en la medida en que nos permitan disfrutar y compartir los beneficios con aquellos que nos rodean.

You may also like

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*