¿Magia u horror en Navidad?

Se acercan las fiestas y con ellas las vacaciones, las compras y la decoración de la casa.

Para  unos es una época llena de ilusión y magia, sobre todo para los más pequeños; para otros, una época que tenían que borrar del calendario.
Lo cierto es que son unos días donde afloran los verdaderos sentimientos y relaciones familiares y no siempre estas son buenas. Al mismo tiempo, se acortan los días y el frío se hace protagonista de las jornadas grises. En una palabra, parece que la tristeza se acerca a pesar de todas las luces de la calle anunciando la fiesta.

Yo este año ando un poco plof también, todavía no he adornado la casa ni nada de nada.
Pero… el otro día hable con mi madre, ella había sacado ya todos los adornos y se disponía a comenzar a  decorar su casa. Yo sentí pereza.

Ella me dijo:
“Pues a mí me hace ilusión poner la casa bonita como un cuento y vivir la magia de la Navidad. ¡Qué sería de la vida si olvidamos la ilusión! Yo me resisto a ello.”

Esto me hizo pensar. Hablando el otro día con mi amigo Manu me comentó que las emociones son espontáneas, pero el estado de ánimo es una elección voluntaria.

Continuar Leyendo