La Espiral del CAOS

“Cien veces ordeno la mesa de mi despacho y alineo clasificados los dosieres, pero al final de la semana de nuevo consiguen barajarse entre sí y emponzoñar mi agenda.
Cien veces limpio y adecento con esmero mi casa, pero poco a poco, como un virus o una colonia de bacterias, los platos se van apilando sucios en el fregadero, las camisas sobre la tabla de planchar, las cartas del banco, la propaganda, la ropa de la lavadora, los libros y las revistas abiertas…
Cien veces limpio el coche, mi agenda, mis costumbres…Otras tantas cosas. Pero el enemigo, un gremlis invisible, acaba ganando la partida, o al menos los asaltos. Este debe ser el orden establecido. Como aquel de la mitología griega arrastrando una y otra vez la roca que siempre vuelve a caer al agujero, como mi madre repasando con la escoba cada mañana los rincones que repaso ayer y anteayer.”   Roberto B.

He elegido este fragmento de texto porque me ha resultado muy ilustrativo como representación de lo que es la vida. Parece que casi siempre es un repetir de acciones, un ciclo de empezar terminar para volver de nuevo a hacer lo mismo.

Esta sensación de avanzar para luego retornar al mismo sitio a veces es frustrante, cuando crees que has avanzado te das cuenta que estas en el mismo lugar, un ciclo perpetuo. Parece ser que todo esto es más una percepción que una realidad, dicen que el proceso es la ESPIRAL, cuando giramos nos da la sensación de retroceder al mismo punto anterior, lo que sucede es que siempre este se encuentra en un nivel un poquito más alto. Así que nuestra vida, o por lo menos la de algunos, es una ESPIRAL de crecimiento.

La VIDA gira, siguiendo ciclos naturales, pero estos círculos nunca se cierran, pues en cada vuelta he aprendido muchas cosas nuevas. Siempre creciendo en madurez, y siempre aumentando mi riqueza. Por eso la ESPIRAL sube y se va abriendo.

Volviendo al párrafo inicial en la parte que habla del orden del espacio me gustaría incidir en un tema interesante. Cuando te encuentras en el CAOS, estado muy habitual en mi caso, una de las maneras más fáciles de salir es a través del cuerpo.

Trabajar desde la mente, esa ” loca”,es muy complicado, hacerlo desde la corporalidad es más fácil, el cuerpo nunca engaña.
Por ello, un ejercicio muy recomendable es ordenar el entorno, tu espacio, dicen que lo que es dentro es fuera y viceversa.

El Feng Shui dice: despeja tu vida

Crear espacio es una de las maneras más sencillas y efectivas de atraer lo nuevo.Si tienes una sensación de estancamiento, comienza por despejar el terreno.

La verdad es que funciona, yo lo práctico constantemente, cuando quiero aclarar mis ideas organizo un cajón o algún lugar. La sensación es de liberación, y a modo de ejercicio que se va interiorizando el control mental aparece poco a poco.
Desde luego, esto no es algo inmediato, pero funciona, la influencia que tiene en nosotros el espacio es algo innegable.

La armonía , el orden y la limpieza transmite paz.

Así que, como la madre que barre y barre cada día, seguiremos ordenando y ordenando nuestra casa y nuestra mente para volver al CAOS y EMPEZAR de nuevo.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*