¿Somos una ESPECIE EN EXTINCIÓN?

La primera persona que vivirá 150 años probablemente ya haya nacido” Gregory Stock


El domingo en el programa Redes  al que soy asidua, entrevistaron a Gregory Stock para  analizar la situación de si el ser humano utilizando la nueva INGENIERÍA GENÉTICA sería capaz de manejar su propio FUTURO, diseñarnos de tal manera que podamos mejorar como SERES HUMANOS.

¿Y cuál es el mejor concepto de SER HUMANO? Yo me pregunto.

Estamos ante un momento muy importante en la historia de la humanidad, solo comparable al de la  proliferación de organismos unicelulares hace mas de 700 millones de años. La TECNOLOGÍA y las REDES hacen que la información viaje de una manera directa y rápida, los AVANCES TECNOLÓGICOS EVOLUCIONAN de manera exponencial. Estamos en la Era de la proliferación de la INFORMACIÓN.

Un mundo 00001111…

 En este momento, gracias a la COMUNICACIÓN  se  está eliminando la brecha que suponía hasta ahora el CAPITAL cambiándola por la brecha que supone y, va  a suponer en el futuro,  la TECNOLOGÍA. Quien no utilice la TECNOLOGÍA como herramienta se quedará atrás, estamos ante un mundo donde prima cada vez más la CULTURA, la CREATIVIDAD  y la POLITICA entre otras cosas pero estas se propagan gracias a la RED.

Hoy en día, casi sin darnos cuenta, estamos DISEÑANDO AL SER HUMANO: operaciones estéticas, fecundación in vitro, prótesis, marca pasos…y, modificando no solo la parte física sino también nuestras  emociones. Tomarse una pastilla de prozac es algo habitual para combatir la depresión, sin hablar de las drogas. ¿Cuándo empezó este REDISEÑO HUMANO?’

Según los avances en biotecnología en un FUTURO se cambiarán los fármacos por CROMOSOMAS.

Stock nos lleva a tomar en cuenta algo muy interesante, la reflexión sobre si en realidad sería algo INMORAL el querer llevar a la raza humana a un mejor estado o sea a evolucionar para poder sobrevivir mejor y, esto nos conduce a poner en una balanza el factor moral y el factor EVOLUCIONAR PARA MEJORAR. Sería algo muy beneficioso el poder, por ejemplo, evitar un cáncer o alguna enfermedad terminal tan solo modificando alguna área de su material genético.

No avanzar no puede ser la manera de protegernos, quizás tendremos que poder a prueba nuestro CONCEPTO de SER HUMANO y, confiar en que las decisiones se hagan para MEJORAR nuestras vidas.

los avances que se vislumbran por un lado, mejorarán la economía con una MEDICINA PREVENTIVA, pero por otro hasta cuándo habrá que cotizar para mantener el planeta?

Se tendrán menos hijos y de forma más selectiva, algo que sin darnos cuenta ya estamos haciendo. En el mundo desarrollado la media es de dos hijos por pareja y se hacen un montón de pruebas para determinar los riesgos del feto y permitir ABORTAR: ecografías, amniocentesis, la fecundación in vitro…. El proceso ya está en marcha, simplemente continua y lo que ahora nos SORPRENDE en poco tiempo formará parte de nuestra cotidianidad.

Estamos a punto de traspasar la BARRERA, quizás de una NUEVA ESPECIE donde el límite entre HUMANOS y MÁQUINAS no esté claro. HUMANOS con CHIPS incorporados, cerebros conectados a ORDENADORES.

UNA ESPECIE  con menos dolor pero ¿más FELIZ?

Con más CULTURA pero ¿más IGUALITARIA?

Muchas preguntas sin responder, pero ya no podemos ir atrás.

Probablemente nuestra generación será recordada como los últimos humanos de una ESPECIE EN EXTINCIÓN.

 

You may also like

4 comentarios

  1. No forzosamente. Yo diría más bien que en lugar de una especie en extinción, somos una especie en acelerada transformación. Ni el propio Darwin hubiera imaginado que la velocidad de cambio de la especie humana pudiera avanzar al ritmo que lo hace en la actualidad. Normalmente la evolución de las especies se produce a través de los siglos, de manera sólo perceptible desde la perspectiva histórica. Ahora el cambio en el ser humano, valiéndose los progresos en la tecnología se produce en cuestión de décadas. Ello desde el punto de vista de la historia de la evolución de las especies en un muy breve lapso de tiempo.
    Caminamos hacia otra especie, probablemente distinta de la actual, pero cuyo destino final no necesariamente ha de conducir a la extinción de la raza humana,… ¿o sí?

  2. Si Iñaki, estoy de acuerdo, pero quizás nuestra generación sea la última de esta especie, a partir de aquí la especie será otra donde los chips convivan en el cuerpo humano… Al final la ciencia ficción parece estar cerca de lo que se intuye como futuro o en el libro ” Un mundo feliz ” de Aldous Huxley.
    De la RESPONSABILIDAD del ser humano dependerá que la evolución sea paar MEJORAR o lo contrario. El libro ” Un mundo feliz” refleja con IRONIA la UTOPÍA de esa felicidad.
    Tomemos nota y aprendamos para no cometer los errores que aquí se describen.
    Yo, personalmente confío en la HUMANIDAD, hemos avanzado mucho en poco tiempo y no se puede decir que vayamos a peor en todo. Si nos remontamos al pasado las barbaries eran mayores, el poder de una minoría y la opresión del pueblo, los derechos humanos eran ciencia ficción en este caso. Las inquietudes filosóficas, de desarrollo personal, cooperación, ética social, valoración de la persona….conviven hoy con el consumismo, violencia, extres….
    Para valorar lo bueno siempre esta lo malo, es la ley de los opuestos.
    El post era un areflexión de ser conscientes del momento donde nos encontramos, la barrera hacia una NUEVA ESPECIE de ser humano. Algo muy importante en la historia de la humanidad.

  3. No sé si seremos una especie en extinción…
    pero lo de “…humanos con chips incorporados, cerebros conectados a PC…” me da mucho miedo… otra forma más de controlarnos y saber lo que pensamos (ya no haría falta ni Facebook ni twitter 😉 )… y a mí me da que la responsabilidad humana hará que estas nuevas tecnologías se utilicen para eso.

    Pero bueno, habrá que ser optimista, como dijo Carl Sagan hace un tiempo: “si el ser humano no se autodestruye, podremos llegar hasta las estrellas”, vamos, que si diéramos más importancia a la educación, creatividad, sostenibilidad que a las ansias de poder nos iría mejor…

  4. Si, hay que ser optimista, siempre es mejor.
    Y, a pesar de todo munca hasta ahora se ha valorado tanto a la persona, lucha por la desigualdad ….
    Quizás el truco es en lugar de centrarnos en el MUNDO que vamos a dejar a nuestros hijos, tengamos que pensar en ” LOS HIJOS QUE VAMOS A DEJAR PARA EL NUEVO MUNDO”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*